Elecciones anticipadas

Hoy voy a hablar de política. No quiero pecar de partidista, aunque como todos tengo mis propias ideas, algo heterodoxas, pero las tengo. Hoy quiero hablar de si es positivo o no adelantar las elecciones.

Después de un período de tiempo reflexionando sobre ello, de oír a las diferentes partes pronunciarse a favor o en contra de la posibilidad de adelantar las elecciones y de observar la situación del país creo que me encuentro en disposición para emitir mi propio criterio sobre este asusnto: no creo que sea bueno para España adelantar las elecciones.

Lo argumento. Primero, para la oposición que se presume será la responsable de dirigir el país a partir del mes de marzo del año próximo no sería nada positivo. Si, llegarían antes al poder, pero muy probablemente se verían obligados a no llevar a cabo reformas que, no nos engañemos, vienen impuestas por nuestros asociados europeos y pasan por ser tremendamente necesarias. Y digo que no se llevarían a cabo por mero populismo y exceso de confianza en si mismo del nuevo gobierno. Creo que Mariano Rajoy y los suyos no están preparados para tan ardua tarea: los toros se ven muy bien desde la barrera. Sería mucho mejor opción dejar que Rodríguez Zapatero ponga en marcha todo cuanto pide Europa y reforme. Por tanto, claramente, no creo que le interese al PP conseguir las riendas del país en un momento como este. Será mucho mejor cumplir los tiempos, para no tener que comenzar legislatura con medidas impopulares.

En cuando al PSOE, es cierto que todo lo que viene ocurriendo está desgastando mucho tanto a los integrantes del Gobierno como la ejecutiva federal y a la marca socialista en su conjunto. Ahora al presidente le toca reformar y pasar a la historia como quién, aunque impopularmente, consiguió ayudar a España a salir de la crisis. Ha de ser valiente, ¿podrá? Aún con todo eso, ésta será la última legislatura de Rodríguez Zapatero y será responsabilidad de Pérez-Rubalcaba volver a ganar parte de la confianza del electorado. De todos modos hay que tomarlo como la finalización de un ciclo. Cómo una demostración de sanidad democrática, a mal que les sepa a un determinado sector de algunos movimientos políticamente autocráticos.

Publicado por

Agustín Gómez

Agustín Gómez, creativo, emprendedor, apasionado y con una gran dosis de idealismo y abstracción en todo lo que hace. Siempre buscando proyectos interesantes en los que participar, gente proactiva con la que contactar, momentos inolvidables que guardar. ¿Te apuntas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s