Le girarías la cara a alguién…

Hoy quería tratar el tema de las amistades en Facebook. A la cosa de las redes sociales es como un gran hermano, donde todo se magnifica. Ahora cuando os cuenta, entenderéis por qué.

Hace tiempo, cosa de un par de años, entre otras solicitudes de amistad que solemos mandar todos en la conocida red social azul, quise contactar con una persona. No le dí más importancia, no estuve pendiente de ello. Me limité a esperar como tantas veces antes. En alguna ocasión durante este tiempo utilicé el buscador de Facebook para intentar visualizar su perfil  -que antes era público,es decir, que mostraba algunas fotos, información… – y no lo encontré. Pensé que quizá había dado de baja su perfil por cualquier razón, obviamente, que no era de mi incumbencia.

Pero ayer, por cuestiones de trabajo, abrí un nuevo perfil, con mi nombre y una cuenta de correo diferente. Simplemente, es un perfil para poder administrar unas página de Facebook, por eso ni tengo amigos ni publicaciones. Como por arte de magia, y según parece, al haber introducido una vieja cuenta de Hotmail en el proceso de alta, empezaron a salir fotos de personas que quizá conociera. Prácticamente la totalidad de los contactos los tenía agregados en mi perfil principal. Otras personas que aparecían eran individuos con los que había intercambiado correos electrónicos hace mucho tiempo. El tercer grupo era el de personas que, a pesar de haberlas invitado no habían contestado positivamente a dicha invitación – muy escasas, dos o tres, la verdad -.

Esto reabre el debate. No entiendo a las personas que no solamente no te agregan – algo que puedo comprender -, si no que además no tienen el valor de enviarte un mensaje diciéndolo. Yo, por costumbre, cuando envío una invitación en cualquier red social, la acompaño con un mensaje aclaratorio de la razón por la que hago dicha solicitud de contacto. Incluso envío mensajes antes. Pero es que en el caso de no aceptar a alguien también contacto con la persona que me envía dicha invitación para saber quién es, y en su defecto, comentarle porque no acepto su invitación.

Obviamente, intentar camuflarse en el grueso de una red social haciendo que parezca que se ha desaparecido – para eso has tenido que bloquear a la persona – me parece algo de bastante mal gusto, o de mala educación, lo dejo a vuestra elección.

Creo que sería mucho más apropiado ignorar dicha invitación, de este modo cuando la persona que envió la invitación intente localizarte de nuevo sabrá que no te interesa su solicitud pues podrá volver a enviársela, a buen entendedor pocas palabras bastan.

Las personas que abren un perfil en cualquier red social deben de comprender que desde ese momento parte de su vida – al menos la 2.0 – pasa a ser pública. Tienen herramientas a su disposición para poder filtrar con quiénes desean mantener contacto, pero para poder filtrar ética y moralmente también deben de tener un motivo. Máxime cuando te han unido momentos, experiencias y recuerdos con otras personas para las que quizá pueda ser importante volver a mantener contacto.

No sé si la persona, o personas, en cuestión me estarán leyendo. Me gustaría pensar que si. En el caso de que lean estas líneas me gustaría que comprendieran que cuando una persona envía una solicitud de Facebook, Tuenti, MySpace, o lo que sea que utilice, generalmente – y esto va por edades –  o hace con una motivación. Una motivación que no tiene porque ser maquiavélica, maléfica o retorcida, quizá simplemente le apetece saber como estás, que es de tu vida, alegrarse con tus alegrías y apoyarte en los momentos difíciles.

Piensa, ¿le girarías la cara a alguien que no te ha hecho nada en la calle cuando te da los buenos días?

Publicado por

Agustín Gómez

Agustín Gómez, creativo, emprendedor, apasionado y con una gran dosis de idealismo y abstracción en todo lo que hace. Siempre buscando proyectos interesantes en los que participar, gente proactiva con la que contactar, momentos inolvidables que guardar. ¿Te apuntas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s