Aquellos maravilloso años, la crisis de las familias

Sé que es difícil, y que se ha convertido en el tópico más recursivo del momento, pero la crisis es el momento más propicio al cambio. Por un lado, porque no hay más remedio. Por otro, porque es el momento en que quién consigue asomar la cabeza tiene mucho ganado.

Estamos de acuerdo en que es un momento muy complicado y que la situación que estamos viviendo está generando niveles de pobreza y miseria muy por encima de lo que sería considerado normal. Es por ello que la política debería encaminarse hacia la búsqueda de soluciones que ayudaran a paliar los efectos del brutal endeudamiento de las familias. Para mi este es el peor de los problemas de nuestro país.

Nos hemos pasado varios años vilipendiando a la banca y al sector de la construcción por los males que ha ocasionado el sobre endeudamiento de la familia obrera. Y ojo, no disculpo las prácticas excasamente morales de la banca española, pero no creo que debamos escudarnos en la falta de escrúpulos de una serie de empresas privadas -al menos en ese momento- para explicar porque quisimos vivir como ricos siendo obreros. Porque eso es lo que realmente pasó, que cualquier familia con dos sueldos base en casa quiso tener una adosado y al menos uno de sus dos coches de lujo. Y claro, el banco nos daba mucho dinero, tasaba el inmueble a comprar por mucho más de lo que realmente valía -incluso hasta el triple en ocasiones- y los promotores, ojo avizor, iban subiendo cada vez más el precio de venta de las viviendas entendiendo que los bancos estaban dispuestos a financiar. Y en aquel momento lo estaban. Ley de oferta y demanda.

Además, quiénes se sintieron clase media, quisieron sacar su parte del pastel. Todos conocemos a alguién que vendió su piso antes de escriturarlo, o que vendió su piso de ochenta metros de protección oficial casi pagado sacando un suculento beneficio para comprar un unifamiliar aún endeudándose de nuevo, por mucho más dinero y prácticamente hasta su jubilación. Por no hablar de quién encadeno la compra y siguiente venta de un piso en numerosas veces sacando importantes plusvalías fraudulentas en cada una de las transacciones.

Pero el problema no tardó en llegar. La burbuja estalló. Y quién sin tener capital mercadeo comprando y vendiendo pisos a base de hipotecas tuvo que quedarse con su vivienda habitual y alguno de estos pisos que se le quedó colgado. Tuvo que mal vender el coche de lujo que compró con el crédito del banco e incluso mal vender todas las vivienda, alquilar una nueva y seguir pagando parte de las dichosas hipotecas. Hipotecas que adquirieron un cariz abusivo por los altos intereses y escasa capacidad de empatía de las entidades bancarias.

Este fue el caso de los que, siendo obreros quisieron ser más ambiciosos, pero parecido fue -y es- el caso de las familias que adquirieron una vivienda a crédito, la vivienda de sus sueños, y compraron un buen coche, y  se fueron de vacaciones cada año… Familias a las que les sobrevino el drama cuando sus miembros comenzaron a quedarse en paro. Claro está que estas familias nunca comprendieron el concepto riesgo. Lamentablemente, quedan muchas personas trabajando exclusivamente para pagar una hipoteca, eso las que trabajan.

Espero que este drama que estamos viviendo sirva para aprender algo, porque si no mal vamos. No hay que gastar más dinero que el que entra. Y hay que entender, básicamente, que los bancos son negocios y no ONG’s.

Publicado por

Agustín Gómez

Agustín Gómez, creativo, emprendedor, apasionado y con una gran dosis de idealismo y abstracción en todo lo que hace. Siempre buscando proyectos interesantes en los que participar, gente proactiva con la que contactar, momentos inolvidables que guardar. ¿Te apuntas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s