Los políticos cobran poco

Lo políticos cobran poco. Sé que es una afirmación muy alejada de lo políticamente correcto, pero es cierto. No es una percepción, es un hecho objetivo inherente al puesto que tienen y a la responsabilidad que adquieren. Otra cosa muy diferente es si los políticos que tenemos en puestos de responsabilidad son realmente competentes, porque hay entramos en un terreno abonado para el desastre: la mayoría son auténticos torpes, cuanto menos.

Se suele decir que un país tiene los políticos que se merece, y no puedo estar más de acuerdo. El presidente Mariano Rajoy cobra al mes algo más de 6.500€al mes – aunque no se especifica si brutos o netos -. Sueldo irrisorio, sin duda. Hagamos una regla de tres: una empresa como Telefónica tiene cerca de 269.000 empleados y su sueldo es de cerca de 683.000€ al mes. Vamos, que un señor que dirige una empresa con una cantidad de empleados similar a la población de la ciudad de A Coruña cobra una cantidad 100 superior al la del presidente del gobierno de un país con una población de cuarenta y seis millones de personas. Ni tanto ni tan calvo. Un punto de partida interesante podría ser el sueldo del presidente de EE.UU. Barack Obama: 27.000€ mensuales, aproximadamente. Claro que si realizamos una regla de tres sencilla, Rajoy aún estaría cobrando 2.500€ al mes más de lo que le correspondería utilizando la población com baremo.

Al final, reglamentar cual puede ser un sueldo acorde con la responsabilidad es difícil, obviamente, pero lo que resulta claro es que debe ser una cantidad de dinero suficiente como para que gente con cierto talento quiera optar a determinados puestos de respponsabilidad política. No es de recibo que jueces, directores de hospitales o alcaldes de municipios, por poner algunos ejemplos, ingresen cantidades superiores mensualmente a lo que percibe el Presidente del Gobierno del Reino de España.

Soy consciente de que este tipo de afirmaciones van a levantar ampollas en determinados sectores, pero es lo cierto. Hay que pagar más a nuestros políticos y luchar con todo el peso de la ley contra los corruptos, enchufismos y personas que aprovechan el sistema en su propio beneficio. Para ello las personas de las que dependen dichas luchas deben de sentirse bien pagados. De este modo, gente con una formación adecuada y proyección en al empresa privada se vería interesada por este tipo de puestos de responsabilidad.

El tema del número de políticos – dicen que unos 400.000 -, a parte de ser una perogrullada, es una falacia y pura demagogia. Hace algunos días un amigo me hizo ver la luz al respecto durante una conversación mientras comíamos. Me digo: “si fuera así, si tuviéramos cerca de 400.000 políticos, estaríamos hablando que habría un 8,7% de personas en España dedicadas a la política, prácticamente una de cada diez…”. Y eso cierto, visto así, demasiado. Claro que cuando se hace referencia a esta cifra no se especifica si son cargos electos, cargos en partidos, personas que ejercen la política profesionalmente de una u otra manera – que reciben remuneración por ello -, etc. Para muestra un botón, el 82% de los alcaldes y concejales no percibirán a partir de este 2013 remuneración por su cargo, ¿estos también cuentan dentro de esos 400.000?

Cada uno que saque sus propias conclusiones.

Publicado por

Agustín Gómez

Agustín Gómez, creativo, emprendedor, apasionado y con una gran dosis de idealismo y abstracción en todo lo que hace. Siempre buscando proyectos interesantes en los que participar, gente proactiva con la que contactar, momentos inolvidables que guardar. ¿Te apuntas?

5 comentarios sobre “Los políticos cobran poco”

  1. Vaya ! Agustín combates el fuego con fuego, la demagogia con demagogia… Disculpa querido amigo, pero hasta que un político, cargo político, asesor político etc, no pueda ser despedido por no llegar a los objetivos, que el mismo marco y por eso fue elegido, nada tendrá sentido. ¿Acaso sí tu no haces mal tus tareas como empresario no tienes consecuencias directas? ¿Acaso sí uno de tus comerciales o personal de atención al cliente no cubre tus expectativas no tiene consecuencias directas? La política es, o debería ser una vocación, y tendría que estar remunerada de un modo justo, ahora relación calidad preció, por mi la mayoría serían despedidos sin honores, sin indemnizaciones, y con un control exhaustivo de los gastos/costes que su mala gestión han provocado haciéndolos responsables directos de esta cuestión.

    1. Me parece coherente lo que dices. De hecho, comparto en gran medida tu opinión. Los que ocurre es que he querido poner el foco en el sueldo (sólo de pasada he nombrado corrupción y enchufismo). Decir que cobran poco no me parece demagogia, es un hecho objetivo. El hecho detener esos salarios nos lleva a tener, en gran medida, los políticos que tenemos. Yo, por ejemplo, nunca entraría en política con los sueldos actuales. Prometo hablar de incompetencia, falta de responsabilidad y caraduras, que los hay, en un próximo post. ¡y no te alteres! Un abrazo.

      1. Jajajaja no me altero, no me suelo alterar, no es mi forma. Pero tu opinión es un tanto subjetiva e incompleta para poder aseverar “que los políticos cobran poco”. Hay un montón de factores que determinan que es mucho o poco, algunos subjetivo y otros completamente objetivos. Me interesa la política pero soy completamente apartidista, hoy por hoy.

  2. En buena coincido con tu escrito. Algo que no entiendo es la existencia de alcaldes o presidentes de comunidades autónomas o de los presidentes del Congreso y del Senado con sueldos institucionales superiores a los del presidente del gobierno. En referencia al sueldo del presidente actual, efectivamente es bajo aunque desconozco si cobra, como cobraba, sobresueldo de su partido que, en parte, también es dinero público. Sobre el número de políticos si son muchos o pocos, solo digo que sobran los corruptos, los inútiles y los que hacen lo contrario de lo prometido.

  3. Hola,
    yo creo que no hacen bien su trabajo (no cumplen sus programas electorales y mienten a la ciudadanía jugando al “y tú más”), no cumplen objetivos (como dice Mariola), no pueden ser despedidos por ello, no devuelven el dinero cuando hacen una mala gestión con los impuestos de la ciudadanía. No son retribuidos unicamente con dinero: estatus, cargos al terminar sus mandatos en las empresas que citas, favores personales…; Nadie decide cuánto tienen que cobrar, si se suben el sueldo como mucho les puede pasar que nos manifestemos en contra y que nos quedemos tal y cómo estábamos antes de la manifestación (la impotencia ante las decisiones políticas es el pan nuestro), No se les requiere ninguna formación en el caso de alcaldías o concejalías (en algunos casos a nivel ministerial y presidencial da vergüenza oirles hablar inglés: idioma que exigen ahora hasta a l@s jóvenes más formados). No creo que se pueda hablar del sueldo sin contemplar el resto de variables, atendiendo solamente a que gobiernan para muchas personas cuando la responsabilidad del puesto (todas estas cosas que he intentado expresar y otras que se me habrán pasado) no las asumen.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s