Punto de partida

El martes, 16 de septiembre, mi hermano puso rumbo a una nueva vida. Subió a su vuelo con destino Dallas camino de un reencuentro esperado, anhelado, con su mujer. Ambos, juntos, han comenzado una aventura que, sin duda, hará cambiar su vida y recordarán por siempre.

A pesar de juzgarlo por mi parte como una oportunidad no puedo por menos que albergar cierto desasosiego. Quién conoce mis circunstancias personales entiende que nos es fácil separarse físicamente de lo poco que tienes de una familia que deberías de poder disfrutar. Al final, la separación no fue tan dura como se presuponía. Lágrimas las hubo, pero las mínimas. Quizá la escasez de ellas se encontraba justificada por la convicción de que cada uno elige su camino y en esta elección mi hermano no está sólo, son dos haciendo el camino.

Ahora sólo queda esperar a ver como se desenlaza todo que, obviamente, será muy positivo. Espero que ambos descubran una nueva vida juntos y les sirva para aumentar significativamente su bagaje vital.

Mis mejores deseos.

Publicado por

Agustín Gómez

Agustín Gómez, creativo, emprendedor, apasionado y con una gran dosis de idealismo y abstracción en todo lo que hace. Siempre buscando proyectos interesantes en los que participar, gente proactiva con la que contactar, momentos inolvidables que guardar. ¿Te apuntas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s