La peste y otras yerbas

Al final tengo que hablar. No quería hacerlo y me he mordido mucho la lengua pero al final toca. Bueno, más que hablar, escribir. Soy de los que cree que en los malos momentos lo primero que toca hacer es arrimar el hombro y luego ya llegará el momento de depurar responsabilidades ante las políticas adoptadas en momentos de crisis como el que estamos viviendo actualmente. Obvio que cada uno tenemos nuestra opinión sobre la gestión de la crisis a la que nos ha llevado la infección de este coronavirus tan virulento – valga la redundancia – que es el COVID-19.

Ante todo hay que partir de la buena fe de los que están a cargo de controlar la crisis nacida de esta pandemia. Pueden estar más o menos equivocados, pero parto de la base – y me resisto a creer que sea una simple creencia propia – de que están tratando de adoptar las mejores medidas posibles. Ahora es fácil criticar, y más por parte de quiénes no votamos en las elecciones al Congreso a ninguno de los partidos que formaron finalmente el Gobierno. Insisto, es lo mñas fácil. pero habría que ver a Pablo Casado o a Inés Arrimadas, por poner dos ejemplos claros, al frente de una crisis del tamaño de la que se nos ha venido encima.

Podemos patalear, podemos critircar e incluso podemos insultar a los gobernates que están en este momento en la palestra, pero será criticar a los que les votaron pues ello sfueron mayoría y dieron sus votos para formar el Gobierno del Reino de España. Las críticas desaforadas en medios públicos es algo que queda feo. Y ojo, que soy el primero que tengo una lista de reproches hacia Pedro Sánchez, su ejecutivo y las medidas que han tomado. Pero mensemos algo, ¿nosotros lo hubiéramos hecho mejor? Parece que ahora ya no basta con que cada español sea seleccionador nacional de fútbol, médico de familia y juez de paz sino que ahora también es Presidente del Gobierno de España y especialista en emergencias epidemiológicas…

Puedo comprar el hecho de que se ha actuado tarde. En estos supuestos en naciones estados democráticos, siempre se llega tarde. Llegó tarde Italia, llegamos tarde nosotros, pero también ha llegado tarde Alemania, Francia, Bélgica, Holanda, Estados Unidos y los que llegarán tarde todavía a pesar de todo. Lo estamos viendo en las noticias de los últimos días. Hay que tomárselo muy en serio antes de bloquear una nación en sus múltiples facetas pero, sobre todo, en lo económico. Está claro que lo más importante es la salud, por supuesto, pero inmediatamente después en esa hipotética lista de prioridades nos encontramos con la economía de un territorio tan grande como puede ser España, con sus más de 47 millones de habitantes.

Así que antes de criticar vamos a tratar de tener alguna consideración. Primero hacia los votantes que pusieron en el lugar que está al Gobierno actual. Son personas. No caigamos en ese tipo de lcuha beligerante contra el inocente que se deja llevar por impresiones o que simplemente vota no porque crea en el partido del que introduce la papeleta, sino que sabe que no puede votar a los otros porque cualquier tipo de animadversión. Es triste, pero son muchos los que votan siguiendo esa primaria directriz tanto en un lado como en el otro. Despertar, en este país ya no hay ni izquierda ni derecha, y mucho menos centro. Ese ni está ni se le espera. Sólo existen liberales de diferentes pelajes con diferentes discursos. Cosnte que no lo digo despectivamente, porque hay muchísima gente muy válida y valiosísima en la totalidad de formaciones políticas. El problema es la cantidad de concesiones de todo tipo – sin entrar en tema de corrupción – que hay que hacer hasta llegar a la cúspide de cada uno de los partidos.

Por eso debemos ser responsables, tratar de adquirir la mayor cantidad de cultura posible política como ciudadans que somos y actuar en consecuencia con las herramientas que tenemos, que pareciendo pocas son muchas y potentes. SOn muchas más de las que tiene la mayoría de la Humanidad. Seamos responsables, pero cuando toca, porque ahora lo que toca es arrimar el hombro.

#yomequedoencasa

Publicado por

Agustín Gómez

Agustín Gómez, creativo, emprendedor, apasionado y con una gran dosis de idealismo y abstracción en todo lo que hace. Siempre buscando proyectos interesantes en los que participar, gente proactiva con la que contactar, momentos inolvidables que guardar. ¿Te apuntas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s