De esta no salimos igual

Quién piense que de esta salimos indemnes, se equivoca. España, de este capítulo de secesionistas y separatismos varios no va a salir igual. Yo cada día estoy más convencido de que está todo más que pactado para que en la coyuntura que nos encontramos parezca que no sale nadie perdiendo. Es mi visión, y cada día la de más personas.

Nos hicieron creen que Carles Puigdemont se había fugado del país horas antes de ser imputado por malversación y un puñado de cargos más a cada cual más vil. Nos hicieron dar a entender de que no estaba vigilado, cuando ahora sabemos que tienen a los mejores hombres del servicio secreto patrio detrás de ellos, tanto dentro como fuera de la piel de toro. Es por ello que nadie con un par de dedos de frente se pueda creer los episodios de fuga que hemos sufrido en tiempos recientes. Porque vamos, lo de la señora Marta Rovira es ya para echar cohetes, de traca.

España no saldrá de esto indemne, no se va a ir de Rositas. Ni mucho menos. El fantasma del federalismo asoma. Muchos le temen, pero quizá es la solución final contra el independentismo. A lo mejor es una buena opción para que otros territorios de ultramar obtengan una forma que les permite engarzar con una nueva e hipotética federación.

Muchos me van a echar a los pies de los caballos por lo que estoy diciendo, pero en momentos como estos hay que hacer concesiones y todos debemos poner de nuestra parte para alcanzar un consenso en aras de la convivencia. Quizá debemos cambiar el modo en que se relaciona España entre sí para que España perdure. Si seguimos en la cerrazón de no negociar absolutamente nada, nada es lo que obtendremos. Hay que tener muy en cuenta que la mitad aproximada de los votantes catalanes se decantaron por la opción separatista. No es un dato nada desdeñable.

Esta claro que hablar de España nación de naciones no significa nada en absoluto, que decir que en tiempos de los Reyes Católicos vivíamos en una Corona Confederal es del todo inapropiado por el propio significado del término, pero desde luego que España ha sido un crisol de culturas formado por reinos, virreinatos, condados y demás figuras territoriales feudales es algo que nos demuestra de que nunca fuimos un estado centralizado más allá de mantener al mismo rey, por tiempos también emperador. ¿No podemos remar en ese rumbo? ¿No podemos buscar la fórmula que converja en una imagen política semejante?

Desde el movimiento Union Hispánica buscamos un modo en que todos los hispánicos podamos vivir juntos en un fuerte estado, ya sea federal, confederal o incluso central llegado el caso. Buscamos un modo de engarzarnos en un todo. Un modo de vivir juntos como nunca debimos dejar de hacerlo como vía a fortalecernos y cortar la independencia del enfermo y decrépito bloque anglosajón.

Hoy Puerto Rico, mañana las Españas.

España, o la geopolítica mal entendida

España, o la geopolítica mal entendida. Precisamente es eso lo que quiero reflejar porque creo que seguimos siendo un país con cretinos que disfrutan de capacidad de gobierno y eso es un problema serio. La mediocridad y la escasez de altura de miras de nuestros dirigentes es flagrante a ma´s no poder. Ninguno de ellos en tiempos democráticos ha hecho honor a nuestra, ni si quiera el malogrado Suárez. ¿Saben acaso estos señores algo de nuestra historia?España, azote de El Turco y punta de lanza de la Cristiandad forjó el mundo moderno en el que nos encontramos. A estas alturas de la función en la que nos encontramos no es excusa válida enarbolar la Leyenda Negra ni sandeces similares, no por un español. No conocer nuestra historia, la que forjó el destino del planeta, no tiene ningún tipo de paliativo.

Los americanitos conocen al pie de la letra la historia de su patria, desde tergiversada, desde que son muy jovencitos. Me encanta la imagen bucólica que evoca la referencia a los padres fundadores de los Estados Unidos de América dulcificada al extremo representando a unos políticos radicales que unieron estados españoles junto a colonias rebeldes británicas a su causa a sangre y fuego, contra su voluntad, como unos señores campechanos y cuya mayor preocupación era erradicar la esclavitud —¿por qué tendrían ellos mismos esclavos entonces?— de la que nos culpaban a los españoles. De aquellos polvos llegan estos lodos, y ahora es Trump el que se encuentra con la oposición de los descendientes que son estadounidenses con todos los derechos pero con apellidos de origen peninsular. la Leyenda Negra comienza a diluirse y los dos lados hispánicos del Atlántico están más cerca que nunca.

Es triste que nos creamos lo que nos inculcan los que siempre fueron nuestros enemigos. Que compartamos parlamento en la OTAN, ONU o Unión Europea, mesa y mantel no significa que sigan siendo una amenaza para nuestro status quo. Siempre estamos sometidos a sus exigencias y, si no entramos a razones, ya se encargan de lo que lo hagamos por malas artes. Sólo hay que leer los cables norteamericanos filtrados por WikiLeaks en los que se habla de España para darse cuenta del nivel de injerencia que alcanza la administración USA en nuestro país.

Y cuando nos ponemos tontos nos amenazan con invadir las Islas Canarias —se adjuntan enlaces de interés sobre este asunto—. Obviamente, los iniciados, o los que hayan estudiado la verdadera historia y no las invenciones yankee-sionistas que los aparatos de adoctrinamiento regional y el mass media estadounidense se encargan de vomitarnos cada segundo, sabrán que Estados Unidos ya utilizó tácticas intimatorias, mafiosas y de extorsión. Casos conocidos fueron los de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, provincias que perdimos por no plegarnos a las exigencias de los neo ingleses del noreste americano —que son los que gobiernan USA, no nos equivoquemos—.

Luego de todo esto los españoles somos los que tenemos una deuda con el mundo, los que tenemos que reparar no sé muy bien que memoria histórica internacional. Nadie echa cuenta la cantidad de campaña contra española que se ha hecho durante décadas en el cine made in USA con declaraciones del señor Spielberg o la señora Streisand de que no pisarían suelo español por la expulsión de los judíos realidad en tiempos de los Reyes Católicos. ¡Por favor! Pero si han ido hasta Alemania. Quizá habría que hablarles del holocausto, pero claro, de aprovechamiento propagandístico sionista y de atentados y operaciones de falsa bandera tenemos para rato para hablar —¿alguien ha dicho USS Maine?—.

En fin. Necesitamos gobernantes que estén orgullosos de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que podemos ser. Es hora de que España lidere a sus hijos, que ya son mayores de edad, algunos de los cuales está llamando a la puerta pidiendo amparo. Puerto Rico, Sidi-Ifni, Guinea Ecuatorial, Chiloé y todos los que vendrán. #SpainExit #TrumpMakeMexicoSpainAgain.

Enlaces de interés:

“Estados Unidos nos envió el mensaje de que si no entrábamos en la OTAN se harían con Canarias”.- http://www.laopinioncoruna.es/espana/2015/04/26/estados-unidos-envio-mensaje-entrabamos/950348.html