Yihadismo, la amenaza del islamismo radical

Llevo mucho tiempo queriendo escribir sobre este asunto. Europa está haciendo oídos sordos a la amenaza de guerra y sometimiento más grande que hemos vivido desde el nazismo o el afán expansionista del Imperio Otomano. Sé que muchos esbozarán una sonrisa en el momento en que lean estas palabras, pero es cierto. Creerme.

No hace mucho comentaba este asunto con unos amigos. Les comentaba lo que el imán de una de las mezquitas más importantes de París aseguraba no hace demasiados días a propósito de esta especie de guerra santa. En Europa hace mucho tiempo que tenemos una tasa de natalidad de entre uno y dos niños por pareja, lo que hace que nuestro crecimiento vegetativo, el de los nacionales de cada estado europeo, sea negativo. Sin embargo, los emigrantes procedentes del magreb y diferentes estados islámicos, así cómo los nacidos de primera generación de la misma procedencia, multiplican varias veces nuestra tasa de natalidad. Como decía el imán, es muy probable que esta gente llegue un día que comience a vertebrar formaciones políticas y ellos mimos las voten. Cuando llegue ese momento el islamismo más radical buscará democráticamente, como en tantos otros sitios ya lo ha logrado, abrirse paso. En ese momento europa ya no será de los europeos, y ese momento está llegando.

Putin, el ruso, ya se dió cuenta hace mucho tiempo de esto. De hecho, ya se percató de que el juego al que suele jugar Estados Unidos, iba a traer consecuencias desastrosas para la estabilidad en el próximo y medio oriente. En este juego de tronos, tanto Rusia – desde los tiempos de la menos de lo que parece extinta URSS – como los salvadores del mundo americanos han jugado a repartirse geoestratégicamente los apoyos y odios internacionales a partes iguales. Quizá, como Rusia ya se las tuvo que ver en el campo de batalla con los otomanos, ha sido mucho más prudente en este asunto y no ha querido colaborar en los derrocamientos de los antaño jefes de estado democráticos y ahora demonizados dictadores, viendo que se hallaban demasiado cerca de nosotros. La Unión Europea no es consciente que, por poner un ejemplo, Túnez está más cerca de nosotros de lo que lo están las Islas Canarias.

Rusia, con la reunificación de Crimea – que siempre fue rusa – dió un golpe sobre la mesa y dió a entender que no va a ceder ni un milímetro. No va a jugar más a un juego de unos que pretendían plantarse en su patio trasero para desastabilizar su estado a las primeras de cambio. Que nadie pierda de vista algunas cosas, entre ellas la perspectiva, que lo de Ucrania fue un golpe de estado en toda regla aunque. A los europeístas, los “buenos”, no nos guest verlo así. La excusa de faltar a una promesa electoral abrió la veda para que mercenarios de Black Water entre otros, camparan a sus anchas perpetrando una cacería humana en nombre de la libertad de hacerse europeos. ¿De verdad alguién pensaba que Rusia iba a permitir que el mapa geoestratégico nuclear cambiara con tanta facilidad en su contra? Yo tampoco lo hubiera permitido. Otros, del otro lado del Atlántico, vieron sin embargo la oportunidad de quemar unos cuantos cartuchos y revitalizar la maquinaria comercial de la guerra, su principal modo de vida y actividad económica.

Ahora la amenaza es el Estado Islámico de Irak y Levante, ISIS, ISIL, EI o como demonios lo quiera llamar. Un ejército en toda regla – llevan uniformes, divisas, armamento militar y están jerarquizados – guerrea a las puertas de Europa con un armamento que en su mayoría ha conseguido a través de la frontera de Siria con Turquía, armamento que originariamente se había vendido a los pro-maidan ucranianos por parte, entre otros, de los Estados Unidos y Europa. Otra jugada como la de armar a yihadistas talibanes en Afganistán contra los soviéticos, o la de armar a los rebeldes sirios… Tácticas que han demostrado su efectividad

Cuando nos compadecimos de los chechenos en su cruzada independentista contra los rusos nunca pensamos que estos mismos chechenos, de religión musulmada, muyahidines decapitadores de soldados rusos – si, como los talibanes de Afganistán -, serían los que instruirían en el arte de decapitar a los litúrgicos y marciales chicos ricos orientales o occidentales que, iPhone o GoPro en mano, decapitan a cualquiera que no sea sunita radical como ellos creen serlo, ya sean musulmanes chiítas, cristianos… Aunque judíos creo que no han decapitado… ¿Por qué será? Ahí lo dejo.

Winston Churchill dijo, hay una paz que sólo está al otro lado de guerra. Y también recuerdo si vis pacem, para bellum, (Vegecio 390 d.C.). 

P.D.: Recién llegados a nuestro cuartel de destino un sargento, durante una clase teórica nos preguntó si sabíamos que se esperaba de nosotros en caso de encontrarnos en combate. Alguién dijo lo que todos pensábamos, que diéramos nuestra vida por nuestra patria. El sargento contestó: vosotros no estáis aquí para morir por vuestra patria sino para que el enemigo muera por la suya. ¿Está la Unión Euopea dispuesta ha hacer que sus enemigos mueran por lo que creen que son sus patrias?

Y luego la vida

Soñé. Soñé y soñando pensé que estaba en aquel pueblo de mi infancia. Allí donde las noches de agosto se tornaban frescas con la caída del sol, donde las gentes eran afables y sus tardes infinitas. Y su olor a tierra mojada por el rocío pronto, por la mañana.

Soñé que estaba sólo en aquel pueblo que me vio crecer. Recorría sus callejuelas antaño adoquinadas, ahora melladas, buscando amigos, familiares, vecinos, sus gentes. Calles estrechas, donde cada casa aspiraba a abalanzarse sobre la cercana en puja por la luz del sol. Aún parecía retumbar en sus muros la festiva música de la banda en día de fiesta, y el pisar de los gigantes, y las burlas de los cabezudos.

Caminé, entre los árboles de aquel lugar donde sus gentes paseaban y hacían de el estío algo más llevadero, en sus jardines pequeños pero coquetos. Castaños, morenas, pinos, frescor y sombra. Recuerdos lejanos que parecen tan presentes…

Y caminando alguien me dijo que era un sueño. Que cuando no vuelves a un sitio lo primero que escapa de tu recuerdo son las gentes, las personas, que sus rostros se borran de tu mente como una maldición ineludible e inacabable. Y que eso es precisamente lo que hace más triste los recuerdos y añoranzas. La falta de las personas.

Y en ese preciso momento, desperté, me di cuenta que anhelaba el regreso a mi pueblo. A aquel lugar con río en el que un grupo de chiquillos correteaban por sus calles y se hacían mayores a golpe de bicicleta y tardes interminables de pesca, tropelías por los campos de frutales y empachos de ciruelas. Tardes de fiesta, estampidas de toros y caballos, meriendas con los mayores, Mirinda, zarzamora y cinco duros para gominolas. Primeros amores, primeras miradas y besos robados, abuelos y padres que ya no están pero que siempre estarán, primos que más que primos eran hermanos, amigos para siempre y la sensación de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Y luego la vida.

A Segorbe y mis veranos de 1980 al 1991.
A mis primos José Carlos y Lola y a mi hermano Santiago.
A mi abuela María y a mi abuelo Mariano, donde estéis.
Y para ti Papá, te echo de menos.

Homenaje a Alba

Hoy he vuelto a leer sobre Alba, he visto los vídeos que su papá subía a Youtube, algunas otras fotos que he ido viendo por Internet… Mi conclusión es que su vida fue feliz. No cabe duda.

Me paro a pensar y veo que somos miles de personas los que hemos empatizado con su causa. El que más o el que menos hemos tenido lo suficientemente cerca una situación con muchas similitudes con su situación. Creo firmemente que es hora de hacer balance para las personas que, como yo, hemos sufrido mucho con el periplo lleno de latos y bajos de salud de esta preciosidad llamada Alba.

Continúa leyendo Homenaje a Alba

Entrevista en Morvedre.info

Vamos a acelerar la vertebración de ideas y el networking como instrumentos de impulso de nuestra comarca.

Comparto con vosotros la entrevista que se publicó en Morvedre.info a propósito del networking programado por #Twittedre para el viernes 22 de julio.

La pluralidad ideológica y la diversidad social y económica son elementos que consideramos imprescindibles para la generación de valor.

Fuente | Morvedre.info

Networking time

Networking, esa palabra tan de moda. Pero, ¿realmente sabemos a que se refiere? No se trata de una pregunta retórica. En los últimos tiempos se trata de una palabra que anda estrechamente ligada al mundo 2.0, al menos, para el común de los mortales. Pero no es así, el networking es tan antiguo como las relaciones comerciales. Continúa leyendo Networking time

Le girarías la cara a alguién…

Hoy quería tratar el tema de las amistades en Facebook. A la cosa de las redes sociales es como un gran hermano, donde todo se magnifica. Ahora cuando os cuenta, entenderéis por qué.

Hace tiempo, cosa de un par de años, entre otras solicitudes de amistad que solemos mandar todos en la conocida red social azul, quise contactar con una persona. No le dí más importancia, no estuve pendiente de ello. Me limité a esperar como tantas veces antes. En alguna ocasión durante este tiempo utilicé el buscador de Facebook para intentar visualizar su perfil  -que antes era público,es decir, que mostraba algunas fotos, información… – y no lo encontré. Pensé que quizá había dado de baja su perfil por cualquier razón, obviamente, que no era de mi incumbencia. Continúa leyendo Le girarías la cara a alguién…

#Twittedre, trabajando por el Camp de Morvedre

Bueno, eso de trabajar es un decir, porque lo que hacemos lo hacemos, precisamente, porque nos gusta. #Twittedre es un grupo local de personas interesadas por el social media, la presencia en la red, los blog’s… Eso inicialmente. De hecho, en un primer momento, surge como un grupo de de Twitter entorno al hashtag #saguntwitt – atribuido a Pako Giménez que lo utilizó en nuestra primera cena de networking – que más tarde derivaría en el definitivo #Twittedre – con logo de Albert Llueca, por cierto. Continúa leyendo #Twittedre, trabajando por el Camp de Morvedre